Blog participantes. Rafael Calvo

%d 21UTC %B 21UTC %Y
2605 Views

14 DE ENERO AL 1 DE FEBRERO 2016
EL EQUIPO
Los Protagonistas: Iván Guerrero e Inés. Martín Chavez y Vanessa. Javier Aramayo .Rafael Calvo
Organización y Asistencia: Gustavo Cuervo – El Aventurero fotógrafo.Emilio Quesada – Little John piel de guanaco
glaciar grupo Motos: 4 BMW R1200 GS Adventure 2015 1 BMW R1200 GS de repuesto
ETAPA EL CALAFATE – USHUAIA
Etapa 1 – 15 de enero: El Calafate – Perito Moreno – El Calafate – +/- 200 Kms

• llegada a las 13:00 al aeropuerto, nadie me esperaba y todo el equipo estaba ya en el glaciar. LIegada al hotel y en vez de moto …. a conducir la camioneta de asistencia camino al Perito Moreno. Era como conducir un formula 1 porque a 140 kms iba a menos de 3,000 rpm. Me alegró ver que la moto de repuesto iba en la parte de atrás, en caso de no encontrales, la podía bajar y seguir camino en moto…
• Vistas espectaculares del glaciar desde los miradores en el camino y llegada por los pelos para no perder el barco. El glaciar… por mucho que lo veas mil veces en los documentales de la TV, no le hacen justicia… es simplemente espectacular!!!. Más que la altura de la pared del glaciar (40-60 mts), lo que llama mas la atención son las dimensiones de la morrena que viene empujando a esa mole de hielo a una velocidad de 2 mts por día.
• El agua a 2 grados y vimos varias caídas de hielo pero poco importantes. Fotos de rigor con la fotógrafo del barco a US$ 10.00 por unidad.
• De vuelta a El Calafate parada en Puerto Bandera, al borde de lago Argentino, inmenso de un color verde, tipo óxido de cobre, espectacular. Foto con las motos para el recuerdo.
• El hotel Patagón se caracteriza porque “sancochan” (cuecen – para los Ibéricos) a los clientes con una calefacción, que si te quedas parado en el pasillo media hora, adelgazas 2 kgs!!!. Iván e Inés durmieron con la ventana abierta, lo que les permitió intimar con un murciélago que pasó a saludarles por la noche, aunque luego me dijeron que sólo había sido un sueño.

Etapa 2 – 16 de enero: El Calafate – Puerto Natales – +/- 350 kms

• Etapa de transición con cruce de frontera a Chile
• “Manita” de agua importante durante mas de una hora por el camino. Nos metimos en la única nube de lluvia que se divisaba en el horizonte patagónico. Había que probar los trajes de agua, que pasaron la prueba y con nota!!!
• Casi 2 horas en la aduana de salida de Argentina (Cancha Carrera) y 30 min en la aduana Chilena (Cerro Castillo).
• Encuentro con un grupo de 14 franceses mayores en Harley Davison que hacían el trayecto Buenos Aires – Ushuaia. Uno de ellos igual que Doc (Regreso al futuro), en una “Indian” blanca espectacular, pero de lo mas incómodo para hacer un viaje de estas características.
• Almuerzo en el “Ovejero” (Cerro Castillo), un restaurante tipo mesón con el dueño disfrazado de ovejero chileno que lo que le gustaba era trabajar. Abría 365 días y quería montar un hotel para completar el negocio. Tipo peculiar que también ejercía de cambista (… y a buenos precios). Hicimos fondo común, a mi me nombraron ministro de economía, pero contaba con la inestimable ayuda de mi secretaria de estado, Vanessa.
• Seguimos por la ruta 9 chilena (Ruta del Fin del Mundo), disfrutando de las estribaciones finales de los andes chilenos.
• No pudimos visitar las Torres del Paine porque estaban cubiertas de nubes y continuamos camino para Puerto Natales.
• Llegada a Puerto Natales sobre las 18:30, vuelta al pueblo, cena y a la cama.
• El hotel “Francis Drake” tenía unas habitaciones del “Señor de los Anillo”. Me explico, o eras un hobbit muy pequeño, o no entrabas. Mi “pequeño baúl” de viaje no entraba en los espacios libres del cuarto y salía de la habitación con pértiga.

Etapa 3 – 17 de enero: Puerto Natales – Torres del Paine – Puerto Natale – +/- 320 kms

• Íbamos a continuar camino al estrecho de Magallanes, pero un chileno al que se le cayó un cargador de teléfono, que Iván recogió y se lo entregó, nos dijo que no podíamos irnos sin visitar las Torres del Paine. Nos encontramos con unos moteros brasileños que volvían de visitarlos alucinados. Son esas pequeñas casualidades de la vida que hacen que no te pierdas una de las 2 visitas obligadas en la Patagonia (Perito Moreno en Argentina y Torres del Paine en Chile).
• Día completo visitando el parque de las Torres de Paine. Primer contacto con las pistas de tierra. Alucinante!!! Lagos verdes y azules intensos y las montañas… simplemente espectaculares. Recorrimos los mejores sitios del parque, masticamos polvo en abundancia y regresamos al mismo hotel de Puerto Natales (hotel Francis Drake)
• Javier iniciaba su “bautismo de ripio” un poco acojonado, pero acabó graduándose con honores.
• Little John (Emilia Quesada), haciendo gala de su piel de guanaco, lucía sus piernas y brazos al aire libre sin inmutarse.
• Martín se quejaba del exceso de peso de las maletas y de su dulce Vanessa, que hacía que la rueda delantera fuese con muy poca tracción y, mas que manejar, iba haciendo skate con la moto (ojo, que las llantas eran de pista). Acabó como un Marqués en la camioneta para que Gustavo llevase la moto.
• Nos perdimos la cueva del Milodon (Oso gigante hormiguero del cuaternario), aunque nos comentaron que no valía la pena. La verdad es que se nos pasó a todos.

Etapa 4 – 18 de enero: Puerto Natales – Ushuaia – +/- 820 kms

• Etapa maratón, porque habíamos perdido 1 día en la visita de las Torres del Paine.
• Viento racheado y lateral de 45 kms/hora. Dolor de cuello y contracturas en la espalda, vamos una delicia!!!
• Cruce del estrecho de Magallanes por Punta Delgada en un Ferry que tardó media hora en el cruce.
• Ya en Tierra de Fuego, seguimos viaje con vientos fuertes laterales y 110 kms de pista de tierra. Javier parecía que había corrido 3 Dakar de lo bien que iba.
• Muchas motos y locos en el recorrido, todos camino de Ushuaia, de lo mas variopinto. Una Super Tenere con sidecar, bicicletas en tándem con uno de ellos pedaleando en la parte delantera, sentado en una especie de sillón… locos para todos los gustos, pero todos con el objetivo de llegar “al fin del mundo”, así son los aventureros de las motos, a Dios gracias,
• En Rio Grande, ciudad fea donde las haya, perdimos a Martín y a Vanessa, que llegaron por su cuenta a Ushuaia, 3 horas antes que nosotros.
• Páramos ondulados llenos de ovejas, hasta la cordillera de Darwin que todavía tenía los picos nevados.
• En la ascensión nos topamos con el lago Fagnano, de dimensiones patagónicas, con una buena carretera de montaña con curvas estupendas.
• Parada en el paso Garibaldi, para hacer la foto típica con el lago Fagnano al fondo.
• Llegamos a Ushuaia casi de noche, aunque aquí anochece muy tarde por la cercanía al polo sur (22:30) y sin hotel. Después de mucho buscar (con la ayuda de recepcionista del hotel de Martín), encontramos hotel a las afueras de Ushuaia, gracias a Joaquín (amigo de Iván) sobre el propio canal de Beagle (Hotel Los Yamanas), con unas vistas estupendas sobre el canal.
• El tamaño de las habitaciones eran como plazas de toros. Está claro que no era de la misma cadena que el hotel Francis Drake de Puerto Natales!!!.

Etapa 5 – 19 de enero: Ushuaia

• Cambio de ruedas de todas las motos y pinchazo en la rueda trasera de mi moto que venía perdiendo aire los 2 días anteriores
• Almuerzo tranquilo, con doble ración de “centolla fueguina”, que no me pude acabar. Me hicieron doggy bag, que se me rompió en la maleta del top case. Las herramientas, mi cinturón y el palo de la GoPro, apestando a marisco. Tuve que dejar toda la noche la maleta abierta y comprar unas toallitas húmedas para quitar la peste a marisco.
• Visita por la tarde al parque nacional de Tierra del Fuego llegando hasta La Pataia, que es el fin de la ruta 3 de Argentina.
• Cena tranquila en el hotel y despedida de Little John (… echaremos de menos esas piernas y brazos insensibles a la temperara), que regresaba a Buenos aires para irse con su familia a Punta del Este, ha hacer “matrimillas” como bien decía. Nos encontraremos con él en Buenos Aires,. Gracias por la invitación al almuerzo. El equipo ha decidido no comer los 3 últimos días para estar a la altura de las circunstancias!!!

Etapa 6 – 20 de enero: Ushuaia

• Día tranquilo y sin tocar la moto. Volví a ponerme a los mandos de la camioneta Ford/Ferrari, para darnos una vuelta por la ciudad y visitar el Museo Naval, el antiguo presidio y por la tarde un crucero por el canal de Beagle para ver a los cormoranes y a los leones marinos.
• El presidio y el museo nada especiales, si acaso lo difícil era imaginarse cómo deberían ser los inviernos en el penal!!!. Cuentan historias de los presos famosos (el petiso y el irlandés), que sí que eran malos de verdad. Como sería la situación que cuando se escapaban, volvían solitos al penal porque se morían de frío y no podían encender fuego porque les descubrían. No quedaba ahí la cosa, porque luego te explican que el penal original estaba en Puerto Cook, en la Isla de los Estados, que está ya en el atlántico perdida donde el viento daba la vuelta (echad un vistazo al mapa para ver si sois capaces de encontrarlo!!!).
• Martín, muy enamorado de su mujer, decide regalarle un anillo y sale de la joyería con 2 botellas de champan para el crucero… qué gran idea!!! Facilitó la travesía, aunque vimos pocos “pájaros”, además de ser la envidia del resto de los viajeros.
• Iván e Inés seguían seguían completando su álbum de fotos del viaje, tomando instantáneas por todos los sitios donde pasaban y Javier y yo, en un tono menos cariñoso, hablando de los negocios y de motos.
• Masajito al llegar (gracias Vanessa por cedernos el turno) y cena tranquila en el hotel, ya que al día siguiente continuábamos de nuevo el viaje hacia Rio Gallegos.
Continuará.

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR